La Costa del Sol y su ‘verano de récord’

Ya se ha despedido el verano y empiezan a aparecer datos y cifras que demuestran que este 2015 se ha vivido un estío de récord, con un incremento de 100.000 visitantes extranjeros en relación al trimestre anterior frente a una tónica general de caída del turismo. Son datos que ha facilitado el Instituto Nacional de Estadística y que hemos podido ver en La Opinión de Málaga. No cabe duda de que la costa sigue ejerciendo gran tirón entre los foráneos y eso se deja sentir en indicadores como el consumo y el mercado inmobiliario, que sigue subiendo el ritmo de venta de inmuebles tanto en Málaga capital como en el litoral malagueño.

La clave, como ya adelantamos, está en la afluencia de extranjeros que han vuelto a pensar en Andalucía, concretamente en la Costa del Sol, para pasar las vacaciones. Entre junio y agosto de este 2015 el número de viajeros alojados en hoteles del litoral ha crecido más de un 13%. En total, el incremento ha sido de más de 100.000 visitantes. Este dato ha de valorarse especialmente si tenemos en cuenta que las visitas de nacionales sí que han descendido. Pese al ritmo de los últimos años, en esta ocasión los viajeros españoles alojados en hoteles de la zona han caído un 5,1%. De forma global, se ha subido un 4,1% la visita de turistas y un 3,1% las pernoctaciones, gracias en buena medida, como decimos, a las personas procedentes de otros países.

Esta tendencia alcista ha sido valorada de forma muy positiva por el presidente de la Diputación, Elías Bendodo. Esto ha de repercutir en muchos sectores estrechamente relacionados. Uno de ellos, no cabe duda, es el ámbito inmobiliario: a más visitantes, mayor potencial de compradores de venta de pisos en Málaga, como es el caso de Císter3. Como en anteriores post hemos referido, los foráneos están también dando un buen empujón al mercado. Apuestan por invertir en la costa malagueña o bien por adquirir una segunda residencia para pasar algunas vacaciones.

El sector servicios es otro de los más beneficiados. Restaurantes, bares, hoteles, tiendas, comercios, taxis, etc., se han visto desbordados por la gran avalancha de visitantes de este pasado verano.

Foto: http://paradiseintheworld.com/