Aumentan las ventas de viviendas, suben los precios de los inmuebles en España

El Instituto Nacional de Estadística (INE) permite al sector inmobiliario encarar este ejercicio con mayor optimismo. La Costa del Sol es, además, una de las regiones que más rápidamente se está recuperando, con importantes cifras de venta y un aumento de los precios en determinados puntos del litoral malagueño.

La realidad es la siguiente, a la luz de los datos que ha ofrecido en relación al cierre de 2014: el último cuatrimestre del pasado año se registró un aumento de los precios de un 1,8%, sumando tres trimestres consecutivos de incremento. Esto nos permite afirmar que parece estar experimentándose un cambio de tónica en la compra-venta de inmuebles y en todo cuanto tiene que ver con estas operaciones: tras seis años en negativo, los pasados 12 meses arrojan un saldo de un alza de los precios del 0,4%, señal inequívoca de que ha aumentado la demanda y, por ende, los cierres de transacciones.

A esta mejoría contribuyen todo tipo de inmuebles: tanto obra nueva como propiedades de segunda mano. Estas han experimentado una mejoría en los costes de un 0,1% más –como señalábamos anteriormente, tras seis años de descalabro continuado. En el caso de las casas a estrenar, la subida ha sido más importante: un 0,9% más en 2014, dejando atrás cinco ejercicios de caídas en los precios.

Císter3 es una de las promociones de pisos en venta en Málaga capital que están experimentando este mayor interés por el mercado residencial. Son viviendas exclusivas en Málaga, con calidades excepcionales, que ejercen gran atractivo para quienes buscan casas para comprar.

Varias son las claves que están tras esta realidad de los datos que demuestran que, ahora sí, se ha emprendido el camino de la recuperación económica. Sin lugar a dudas, es fundamental el hecho de que se ha reactivado la demanda. Es decir, el dinero vuelve a circular, los créditos vuelven a concederse y, en consecuencia, se han materializado un mayor número de ventas de pisos y residencias: el último trimestre de 2014 se saldó con el cambio de titularidad de hasta 11.921 viviendas, la cifra trimestral más alta desde el año 2011, y un 19,5% más que en el mismo periodo de 2013. Esta cifra, facilitada por el Ministerio de Fomento, no es la única en positivo: el año pasado se vendieron 365.594 inmuebles, un 21,6% más que el anterior.

Este incremento de las operaciones es posible gracias a la entrada de inversores extranjeros, que están considerando el mercado inmobiliario español como un entorno interesante para ampliar patrimonio. En los últimos años ha crecido mucho el número de compradores foráneos –tanto residentes en nuestro país como no residentes en España-: los primeros aumentaron en el  cuarto trimestre de 2014 un 19,7% respecto al mismo periodo de 2013 y se cerraron 16.336 operaciones; en cuanto a los no residentes, se realizaron 1.318 transacciones, un 13,4% que el año previo.